Cuatro caraduras

Hay veces que hay situaciones pintorescas y/o simpáticas. Me encontraba en el lobby del Tribeca Studios, dónde siempre paramos cuando estamos en Capital Federal, y coincidieron allí un grupo de rosarinos que habían ido a ver los partidos al Parque Roca, con cuatro chicos, con una verguenza bárbara . . .

Advirtieron cuando me vieron trabajar con la máquina que me facilitaron en el lobby, que estaba cubriendo la Copa Davis, y se me vinieron al humo a taladrarme con preguntas diversas.

Y con cierta admiración hacia mí, no por mi persona, sino por el detalle de saber ellos que uno esta cercano a los jugadores, mucho mas que cualquier otro aficionado o seguidor del tenis.

Me parecieron simpáticos y singulares por cierto, y rapidamente aceptaron nuestra invitación de salir en nuestra portada. Por eso, y porque nobleza obliga y somos gente de palabra, aquí va el testimonio de estos "jovenes valores", que son lo que se viene en el futuro.

Para Marcos Bercovich, Tobias Wolcowicz, Damián Lowenstein y Mirko Groisman, nuestra promesa esta cumplida. Nuestro saludo a ellos, y disfruten tanta frescura de estos "caraduras" . . .

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *