Rafa se enojó

Realmente furioso y hasta un poco indignado, Rafael Nadal tuvo el viernes una de sus raras expresiones de enojo en la Copa Masters de Londres.

El español, primer tenista del mundo, se enardeció cuando el árbitro central le concedió al checo Tomas Berdych un punto después de que éste lo reclamó en el primer set de su último partido de la ronda de todos contra todos en la 02 Arena.

"No hay ninguna discusión. Estoy bien, pero fue un error de él", dijo Nadal, quien ganó el partido por 7-6 (3), 6-1.

Nadal, que se clasificó a las semifinales con tres victorias consecutivas en el torneo que le pone fin a la temporada y en el que participan los ocho mejores jugadores del mundo, logró mantener su saque en 6-6 y disputó un punto de desempate. Entonces ganó con facilidad los siete games del segundo parcial, pero rara vez se había visto a Nadal tan furioso en una cancha de tenis.

"Lo importante es que estaba jugando muy bien antes de eso. Este punto no significó mucho cambio. Al final tuve suerte, pues gané el partido", dijo Nadal, quien también se impuso al checo, sexto del ránking, en la final de Wimbledon del presente año.

Berdych sacó un revés que el juez de línea no lo marcó fuera y Nadal puso la pelota en juego antes de levantar las manos para señalar que la pelota se había ido por el fondo de la pista. Casi al mismo tiempo, el árbitro Carlos Bernardes, de Brasil, decidió marcar la pelota afuera, lo que le daba el punto a Nadal.

Sin embargo, Berdych se quejó de la decisión y la repetición mostró que la pelota había caído en terreno bueno, justo apenas en la línea de fondo. En vez de repetir el punto, el juez le otorgó el punto a Berdych, lo que colocó el game en 15-30 en vez de 30-15.

Cuando Nadal lo escuchó, entonces comenzó a reclamar.

El tenista español, normalmente tranquilo, primero se quejó ante Bernardes, quien se negó a cambiar su decisión. Después se quejó con el supervisor del torneo, Tom Barnes, quien estaba sentado en primera fila. Barnes se levantó de su asiento para escuchar a Nadal, pero tampoco cambió el dictamen.

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *