Un premio al trabajo

Juan Mónaco (41º) tuvo un valiosísimo triunfo ante el austríaco Jurgen Melzer (13º) por los cuartos de final del Masters 1000 de Shanghai y se instaló por primera vez en su carrera en una semifinal de los super 9. Pico lo venció por 6-7, 7-5 y 6-2 en casi tres horas de partido. Ahora espera por el británico Andy Murray (4º) que despachó en sets corridos al francés Jo Wilfred Tsonga por un doble 6-2.
 
Fue un durísimo partido el que jugaron el tandilense y el austríaco en casi tres horas de duración, en donde recién en el tercer set y definitivo, Mónaco sacó las diferencias necesarias para ganar y acceder por primera vez y a los 26 años, a un Masters 1000.
 
Pico está haciendo un gran torneo, con mucho esfuerzo y pura garra ya está colocado entre los mejores cuatro. Hoy enfrentaba a un rival que le ganó con gran categoría al nº1 del mundo, Rafa Nadal, mientras que el argentino había vencido por paliza al alemán Zverev, verdugo del ruso Davydenko, hasta ayer el último campeón y 6º del mundo.
 
Y el primer set fue muy peleado, aunque desparejo en el juego en el que ninguno terminaba de consolidarse en el marcador. Con muchos errores por ambos lados, tuvieron que definir la manga en un reñido tiebreak, en el que Melzer se colocó 5-1 y con dos saques para ganar el primer set. Sin embargo, el tandilense se puso el overol y empezó a correr todas, igualando en 5, aunque el servicio del austríaco fue superior, ganándolo por 7-6 ( 8-6) en una hora.

En el segundo, siguieron los errores pero ya con un Mónaco más encendido, logró un quiebre necesario para después sacar para igualar el partido en el 5-4, pero el austríaco no le torció el brazo y emparejó. Ahí parecía que se le venía la noche al tandilense porque si confirmaba el quiebre Melzer, se ponía a tiro del encuentro. Pero nada de eso pasó y al quebrar nuevamente, esta vez Mónaco no falló y se llevó el segundo por 7-5.
 
Ahí acusó recibo el físico del 12º del mundo, las piernas de Melzer ya no respondían como al principio, el austríaco amagó un par de veces en tirar la raqueta (ya la había tirado al perder el segundo parcial), y Pico con solvencia, mucha garra y esfuerzo consolidó un triunfo clave que le permite por primera vez meterse en una semis de un M-1000.
 
Ahora se viene el británico Andy Murray, con el que se enfrentó dos veces y el historial está 1-1. Sin dudas que esto es un premio al trabajo, a la garra que le pone el tandilense a todos sus partidos . El haber viajado de Lyon después de la Davis a Thailandia para hacer la pretemporada asiática junto a su amigo Nadal, no es un dato menor. Muchos prefieron volver a la Argentina para descansar. Son decisiones personales y respetables, pero vale tenerlo en cuenta.
 
"Creo que fue un partido largo, estaba para cualquiera de los dos, pero lo ví cansado en el tercer set. Esperé tanto para este momento … Rafa (Nadal) me dió un par de consejos, pero queda entre nosotros" señaló Juan Mónaco, al término del duro partido ante Melzer, con el que ahora está 5-1 en enfrentamientos personales.-

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *