Kim y Vera

La tenista rusa Vera Zvonareva venció este viernes sorpresivamente a la danesa Caroline Wozniacki por 6-4 y 6-3, y accedió por primera vez a la final del Abierto de Estados Unidos.

Zvonareva se vio mucho mejor en medio de las fuertes ráfagas de viento en el estadio Arthur Ashe y superó a la máxima favorita del certámen para avanzar a su segunda final de Grand Slam.

"Fue un partido duro", dijo Zvonareva, que cumplió 26 años a principios de semana. "Hoy fue muy difícil para nosotras con este viento, pero creo que fui paciente y agresiva", agregó.

La rusa, que cayó este año en la final de Wimbledon ante Serena Williams y que aún no ha perdido un set en el torneo, jugará el sábado la final ante la belga Kim Clijsters que venció a la estadounidense Venus Williams.

Wozniacki, que perdió el año pasado la final ante Kim Clijsters, se vio muy errática y fue eliminada del último Gran Slam del año en 85 minutos de partido.

Por su parte, Zvonareva conectó cinco "aces", ganó 13 de 17 puntos que jugó en la red y también la batalla desde el fondo de la cancha. La moscovita se quedó con el 70 % de los puntos con su primer servicio, mientras que Wozniacki, que perdió su saque en cuatro ocasiones durante el partido, ganó sólo la mitad de los puntos cuando le tocó servir.

Zvonareva selló el primer set tras un quiebre en el tercer juego, mientras que en el segundo parcial le quebró tres veces el saque a la danesa.

Un golpe de derecha terminó con el sueño de Wozniacki en el cemento de Nueva York y envió a la rusa a su segunda final consecutiva de Grand Slam.

"Fue una gran experiencia para mí lo de Wimbledon, pero creo que es algo pasado", dijo Zvonareva, que aspira a su primer título de Grand Slam. "Estoy tratando de mirar hacia adelante", concluyó.

La belga repite final en Nueva York

Clijsters levantó un partido que empezó perdiendo, y con gran inteligencia fue derrumbando las defensas de la sólida estadounidense Williams, para vencerla por 4-6, 7-6 (2), 6-4 y clasificarse a la final por segundo año consecutivo.

En el encuentro, de 2 horas y 23 minutos de intenso intercambio, la belga estuvo ligeramente mejor en las estadísticas, estando con un 68 % de efectividad en su primer servicio, 24 tiros ganadores y 43 errores no forzados.

"Sabía que iba a ser un partido duro, y me mentalicé para ir a los tres sets. Siempre jugué con seguridad, y ella también lo hizo de forma extraordinaria", dijo Clijsters en el mismo court Arthur Ashe donde selló su vigésima victoria consecutiva en los US Open.

Noticias Relacionadas

ESPN.com : Zvonareva venció a Wozniacki en semis
ESPN.com : Clijsters-Zvonareva, la final

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *