El que le falta

Nadal, número uno de la ATP, arranca desde el lunes en las canchas de Flushing Meadows, en Nueva York, su camino por un torneo que le ha sido adverso, y donde nunca ha podido ir más allá de las semifinales."Uno nunca sabe qué va a pasar en su carrera", dijo Nadal previo al comienzo de la competencia. "Sólo quiero jugar bien y tener oportunidad de ganar, pero sin obsesionarme por eso".

Nadal viene de obtener los títulos de los Abiertos de Francia y Wimbledon, sumando ocho coronas de Grand Slam, y es ahora más que nunca cuando está en posición para capturar el US Open, luego de que en los últimos dos años alcanzara las semifinales.

"Estoy muy que feliz con los trofeos que tengo en casa, todos los torneos que he ganado. Es más de lo que yo soñaba cinco o seis años atrás, así que estoy contento por eso. Ahora tengo la idea para mejorar mi tenis y jugar bien aquí", expresó.

La experiencia en los anteriores ediciones quizás maduren en este 2010, en dónde tal vez sea la hora de Rafa. El español asegura que este año arriba a Flushing Meadows mejor preparado para conseguir su gran objetivo. "Lo más importante es cómo estoy jugando. Eso dice si estoy listo para tener alguna posibilidad de ganar el torneo o no", dijo Nadal. "Probablemente llego un poco mejor que otros años. Pero yo llegué a dos semifinales los dos últimos años, así que no fue un mal resultado". El año anterior, Rafa se quedó en el camino ante el argentino Del Potro perdiendo en tres sets.

Empero, su ascenso al trono neoyorquino no será facil, pues en la línea de sucesión inmediata hay otros aspirantes a la corona que deja vacante el argentino Juan Martín del Potro, quien el pasado año cortó la racha de cinco títulos consecutivos que llevaba Roger Federer desde el 2004.

Del Potro no podrá defender su corona al no estar recuperado de su operación en la muñeca derecha, lo que deja a su compatriota David Nalbandián y al chileno Fernando González como los máximos representantes del tenis latinoamericano en Flushing Meadows.

Federer, campeón de 16 coronas de Gran Slams, está en una buena etapa, con dos de los 63 títulos de su carrera ganados este año, y récord de 39 triunfos y dos derrotas. Contra Nadal ha ganado 7 partidos y perdido 14, pero el abierto neoyorquino sigue sin ver una final entre estos dos grandes. "Sería grandioso encontrarme con Rafa en la final. Jugamos uno contra el otro en todas las finales de los demás Gran Slams pero no aquí", dijo el suizo, nº 2 del listado ATP.

Hay mas aspirantes en Nueva York

Pero Federer no es el único ‘demonio’ del que debe preocuparse Nadal. Hay otros con iguales intenciones de reinar en la ‘Gran Manzana’, y que siempre han estado a sus espaldas, a la espera de un resbalón.

El serbio Novak Djokovic (nº 3 ATP), siempre ha dado buenos partidos en Flushing Meadows, pero no ha podido pasar más allá de semifinales. Ante Nadal ha perdido 14 de 21 partidos, pero le ha ganado los últimos tres en línea, todos en el 2009, y en pistas rápidas como las de Nueva York.

Este año no se han enfrentando aún, pero el español tiene presente sus tres fracasos del pasado año en los Másters 1000 de Cincinnati y París, y el The Barclays en Londres.

Otro con aspiraciones de dar el gran golpe, y conseguir el primer Gran Slam de su carrera, es el británico Andy Murray (nº 4), que ante Nadal tiene marca de 8-4, pero que le ha vencido dos veces este año,

Murray abrió el 2010 con una victoria en los cuartos de final del Abierto de Australia, cuando el tenista español se retiró por una lesión tras haber perdido los dos primeros sets. Nadal tomó desquite en las semifinales de Wimbledon, y el escocés volvió a vencerle en las semifinales del Másters 1000 de Toronto.

Noticias Relacionadas

ESPN.com : Federer tiene algo que demostrar

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *