Dos menos

La Davis deja sus huellas, pero nada para desesperarse tampoco. Tanto Leo Mayer, anteayer frente a Dabul, y Zeballos con Mello ayer, pueden ser signos de ello. Pero los viajes y el desgaste a veces se nota, es evidente, pero no es un crimen ni mucho menos que ello ocurra.

Lo cierto es que Horacio Zeballos había empezado bien y se había llevado 6-2 el primer set, pero no lo pudo sostener. El partido se le hizo un poco largo y su saque no anduvo como en el primer set. Mello leyó claramente lo que estaba pasando y cuando pasó el tren, se subió y de allí no se bajó. Se impuso claramente en el segundo parcial 6-3 el carioca, y en el tercero, un poco mas disputado, quebró en el momento justo y selló la suerte de el marplatense en tres sets por 2-6 6-3 y 6-4 para Mello y a la otra ronda.

Lo de Chela fué diferente. Hanescu, que lo tiene de hijo, siempre tuvo el control del partido, y el flaco no le encontró la vuelta al rumano. Fué 6-3 y 76 (4) para Hanescu y se terminó el torneo para el flaco.

Ya nos ocupamos de las victorias de Gisela Dulko ante Henin, y de Dabul y Nalbandian esta semana, por eso habrá que mirar hoy que hace Pico Mónaco tras su lesión de Acapulco que lo marginó de la Davis ante Suecia, en su aparición desde segunda ronda (es preclasificado nº 21) frente a el italiano Fabio Fognini, alguien que no está en condiciones de darle un dolor de cabeza.

Brian Dabul tras su victoria ante Leo Mayer jugará con Gilles Simón, procurando ser protagonista dando otra sorpresa en la jornada de hoy.

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *