El riesgo del circo vacío.

La catarata de lesiones en esta semana que ha culminado lleva inexorablemente a reflexionar que es lo que se hace mal y que es lo que se esta haciendo bien en la dirigencia de la ATP.

Y seguramente en el haber, sin lugar a dudas, está entre otras cosas, el "desparramar"  y difundir el tenis profesional a otras latitudes. El compromiso de llevar el tenis como atracción y "negocio" por la ATP es ya mas que conocido. En el 2005 con el Masters de Shanghai se abrió con bombos y platillos la puerta grande asiática con la visita de los 8 mejores tenistas para definir el campeón y el cierre de temporada. Y vaya que si les ha ido bien en el negocio a los organizadores, que el potencial de tenistas en juego y adiestramiento desde las categorías menores en Japón y China ha crecido considerablemente. Y marcas de esa latitud, como Yonex, por mencionar a una, tienen en figuras como Lleyton Hewitt, David Nalbandian o Elena Dementieva a sus embajadores comerciales por el tour con la consabida renta comercial e inserción en el mercado.

Hasta ahí, todos contentos.

Pero en el debe se ha destapado la fatigosa carrera de estar en los torneos de todo el globo terráqueo, sea cuando fuere, y al costo que haga falta. Y los premios por mas jugosos que sean, no disimulan y alcanzan a asegurar el negocio de los popes de la ATP. No tengo nada en contra de la gira asiática, al contrario y por eso la ubico en el haber, tan solo como un ejemplo. Simplemente que en cualquier lugar del planeta en que se juegue a esta altura del año, el fisico no da para mas. Y los intereses estan creados y los protagonistas, los tenistas, deben ser aplicados en su obediencia debida a el maratónico calendario que se impone. Agregarle a los sponsors, que por contrato obligan a sus figuras a que esten en todos los compromisos posibles. No se puede soslayar.

Hacer cuentas sencillas, Arranca con lo mas pesado, en Australia alrededor del 15 de Enero (previamente esta Auckland y Doha) hasta fin de Noviembre con el Masters en Londres. Sumarle las fechas de Copa Davis a convenir con la ITF, que también aporta lo suyo, y en ese escenario, no hay descanso casi en el año. Agregarle los vuelos a otras latitudes con sus consecuencias por los cambios de hora, mientras el fisico aguante, y para mejor, el enojo de alguna marca u organizador por si un jugador decide no estar o se lesiona en primera ronda o en su debut (a Del Potro lo silbaron cuando perdió en su debut en Shanghai).

Me parece que es demasiado.

Mónaco en Tokio, B.Evans (en la qualy) Acasuso, Roddick, Del Potro, Haas, Wawrinka, Zverev, Monfils, Ljubicic, y Feliciano López en Shanghai son los que han tenido lesiones y dificultades esta semana.

¿Que mas necesita la ATP para darse cuenta.? Si ellos no se dan cuenta, o no quieren hacerlo, cuanto menos dan un inequívoco signo de falta de equilibrio. No estan bien evidentemente. O esperan que además de Nadal también se rompa Federer y los ocho que restan el top-10 para despertar de su siesta. Si, dije siesta, ya que mientras ellos la duermen el circo no para.

Si siguen con esa política, sin sentarse en una mesa con jugadores, sponsors y organizadores, los payasos, equilibristas, domadores y magos que son los protagonistas y actores principales, ya no estarán o les crearan un asociación paralela (que sería lo que mas le dolería).

Y este circo, si sigue así, se va a quedar vacio.

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *