Llorar es cosa de hombres

Dimensionar la conquista de Juan Martín sería difícil si se la mira desde el lado de ganar tan solo un partido mas para definir un partido. Algunos que quizás no tengan la idea clara, podrían pecar de ignorantes si lo observan solamente desde alli.

Advertir que Federer es un fenómeno de mas que improbable repetición por algún tiempo, puede ser la manera de empezar a entender lo que significa este triunfo. En este US Open, Del Potro se cargó a partír de cuartos de final, a Marin Cilic, en semis a Rafa Nadal y en la final a Roger Federer. ¿Que más hay que hacer para legitimar esta victoria ?

Lo curioso del caso es que en la ceremonia de premiación, el argentino mencionó sin ánimo de ser demagogo y con la humildad qie lo caracteriza, que además del sueño de ganar el torneo le restaba "parecerse a él".

Un grande.

 

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *