Del Potro se instaló

Ya es mas que cosa seria. Que mas se necesita para tomar en serio a Juan Martín ?

Su victoria ante Roger Federer, nº1 del mundo y en cinco sets ayer por 3-6 7-6 (5) 4-6 7-6 (4) y 6-3 tras cuatro horas y seis minutos terminó por destronar al suizo de sus dominios de Nueva York. Desde el 2003 que no perdía aquí y ante un argentino también, David Nalbandian y por octavos de final en aquella oportunidad.

El partido de ayer no fue la excepción al desarrollo de casi todo el torneo en estos quince días. Excepto el match con Mónaco y Nadal que fue parejo en su desarrollo, el resto siempre tuvo trámites de menor a mayor, algo que veníamos recalcando durante el transcurrir del torneo cuando cubríamos el andar del argentino.

En tan solo 40 minutos se llevó el primer set Federer ayer, que mostró muy impreciso a el tandilense y entre sus signos inequívocos de su malestar en el court, denunciaba un saque poco potente y la derecha restringida. Mientras tanto, el suizo salió decidido a tirarle los cinco títulos en su haber como diciendo "chiquito, aqui siempre gano yo". Y la torre acusó el impacto y no tuvo herramientas para hacer frente al empuje del nº1. A pesar que hubo un signo que iba a hacer de aviso para lo que venía en el match. El segundo game duro 11 minutos, muestra que la cosa iba a ser peleada. Cosa que ocurrió. Con 1/9 quiebres de Roger le alcanzó para salir con un 6-3 en el primero.

Arrancó mal el segundo set, Juan Martín cedió casi en cero su primer game y la cosa parecía no darse vuelta, no reaccionaba el argentino pero daba lucha. Y hubo que esperar hasta el décimo game para que Roger cediera su servicio, y ya estaba dando muestras Del Potro de entrar en el partido. Llevó el set a los penales y con 7-5 en él se llevó el segundo por 7-6. Lo curioso es que tuvo que tener 8 braks para llevarse uno Federer contra cuatro del tandilense para llevarse otro también, y una duración de 1 hora 7 minutos.

Ya estaba visto que Juan Martín había regresado al partido, y que la cosa al menos iba a un cuarto. Y con un desarrollo tranquilo en el séptimo juego Federer cede su saque y Del Potro se encaminaba para sacar a un 5-4. que no consiguió. Roger ganó el suyo después y en el siguiente vuelve a quebrar de manera increible ante una pelota casi ganada de el nº5. Sopa. Dos sets a uno y había que ver como asimilaba el golpe la torre de Tandil.

Y a partír de aca se vió a un Del Potro encendido, con su saque entero, sin aces esta vez, pero intenso. Su drive empezó a hacer daño y dejó de dar pelea para mantener su servicio. Y el suizo también colaboró, bajo su concentración y empezó a hacer errores no forzados en mayor medida que ántes. En el quinto Delpo quiebra y mas tarde cede en el octavo, Todo sigue igual y llegamos otra vez al tie break. Allí saca una rápida ventaja de 3-0 el argentino que sabe mantener buena parte del juego, y llega a definir otra vez para su canasta en 7-4. Cuarto set para el 7-6 con casi una hora de juego (55 minutos).

Federer ya no era el mismo, se mostraba fastidioso, trataba de festejar sus puntos para darse ánimo, pero también discutía con el umpire, extrañamente, dando signos inequívocos de desconfianza en su juego. Se le estaba viniendo la noche. 3-0 se pone arriba el larguirucho, mantiene su juego a la perfección, cada vez se siente mas seguro con su drive que a esa altura lastimaba mas de lo normal y Federer no le encontraba solución. Ya con un quiebre arriba era cuestión de mantener su saque y tema resuelto, pero con el nº1 no siempre se puede asegurar nada. Pero lo que nadie calculaba era que pudiera perder el match y el torneo cediendo otra vez su juego. Y eso ocurrió tras 31 minutos del último set.

Ya consolidado en el top de arriba, ahora le toca descansar y programar lo que resta para el Masters de Londres, al que seguramente llegará con alguna mas que respetable carta de presentación.

Pero ahora, que disfrute.-

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *