Que no se repita

Jugar con tu ídolo tiene sus riesgos. Y Juan Martín Del Potro lo sabe y mucho. Por la segunda ronda de Wimbledon y cuando todos imaginábamos que al heredar el mismo recorrido de Rafa Nadal, que se bajó por su lesion en las rodillas, el tema era mucho menos complicado, pecamos de ingenuos.

Estaba en el camino "come on" Hewitt y con muchas ganas de complicarle la existencia. Si bien no se habían enfrentado nunca hasta esa oportunidad, el buen momento del argentino lucía mas respetable que la trayectoria del australiano. Pero justamente eso fué lo que mas pesó en el partido y a favor del ex-campeón de Wimbledon.

Te traemos algo por lo menos gracioso de lo que ocurrió en ese encuentro, y esperemos, eso si, que no se repita.

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *