Con todo el rigor

Juan Martín Del Potro impuso todo su rigor a Thomas Berdych sin previo aviso. Le ganó en tres sets por 6-4 6-4 y 6-4 en dos horas y tres minutos de juego. Es que el argentino tenía que ganar o ganar en el cuarto punto para dejar la serie empatada y con todas las chances de definir el quinto luego, entre Mónaco e Ivo Minar o Stepanek.

Sin aviso

La torre de Tandil salió dispuesto a arrinconarlo de movida al local. Y vaya si lo hizo, quebrándo en el primer game y regulando el set. Berdych estaba dormido en las primeros instantes y se mostraba impreciso en las devoluciones, no encontrándole la vuelta al saque del argentino. Aún asi con mucho oficio no logró que Del Potro le quiebre de nuevo y el set terminó 6-4. Con el único break que dispuso le alcanzó a Juan Martín y la alta efectividad de sus saques (68% el primero y 100% es segundo) alcanzaron para marcar la diferencia.

Berdych insinuó mas

En el segundo set el comienzo del checo lo mostró y pareció mas enchufado y ganó su primer game con mucha comodidad, decidiendo jugarle al argentino al medio y poder contrarestar las pelotas anguladas que lo complicaban. Pero nada de eso sucedió, muy concentrado Del Potro empezó con pelotas mas pesadas y a las líneas, desorientando nuevamente al local que no tenía respuestas. Dos quiebres para meter presión estiró la ventaja hasta a 5-1, a esa altura inalcanzable para Berdych, que pudo sostener su saque con mucho trabajo en el septimo game.

Pero ahí hubo un cliq en el set. Juan Martín no pudo sostener su saque y Berdych se agrandó, siendo este por lejos su mejor momento, y con su servicio se acercó en el marcador. El nº5 que merced a sus dos quiebres anteriores seguía dependiendo de su saque lo hizo valer en el último game. Dos terribles saques mas una doble falta indicaron su necesidad de terminar este set ahora o nunca, ya que se le venía un Berdych en alza.

5 aces y un 93% de puntos ganados con el primero y 87% con el segundo le alcanzaron, si, aunque parezca mucho  los números de Berdych también crecieron en este set y emparejó la cosas en el partido, pero no en el marcador.

Con mucho oficio

En el desarrollo todo parecio mas perejo, ya que ambos se cuidaron mucho y Berdych definitivamente estaba metido en el partido de lleno. Mucha paridad en el juego, excepto en los games de Del Potro sobre todo en dos de ellos que los ganó a puro saque y aces, en 1 minuto 10 seg. uno y el otro en 1 minuto 17 seg.  totalizando en el match 18. Una máquina por cierto, que cuando tuvo la mínima chance de quebrár lo hizo en el noveno game y sentenciar el set y el match.

En dos horas y tres minutos le hizo un delivery de tenis a Berdych, que no obstante tuvo un partido acorde con lo que puede dar ante un Del,Potro hoy, casi intratable e imponiendo una autoridad mayúscula para este tipo de competencia.

Imaginaba un Berdych con 50% de chances hoy, pero no lo fué, y en realidad lo pensaba mas por la localía y la chance de cerrar quen por otra cosa, sin de ninguna manera ser peyorativo con el checo. Lo de Juan Martín se esta tornando ya absolutamente necesario, y da lugar al pensamiento iracundo de que pudiera haber pasado con Nalbandián en condiciones.

Mónaco ahora, y estoy seguro de ello, jugará el partido de su vida.

Aguante Pico ! 

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *