A seguir esperando

La serie contra República Checa por los cuartos de final de la Davis, finalmente quedó en manos del local al vencer en el quinto y decisivo punto Radek Stepanek a Juan Mónaco por 7-6 (5) 6-3 y 6-3 en casi 2 horas y media de partido. De esta manera los checos esperan en semifinal por Croacia en Septiembre próximo que vencieron a los estadounidenses de local.

Y habrá que seguir esperando, Argentina no pudo con los checos. Seguramente el déficit de no contar con una sólida pareja de dobles es un karma en el equipo y que se hizo sentir a la hora de hacer un balance de lo ocurrido este fin de semana en Ostrava.
En la previa se temía que una superficie tan rápida como la que se puso en el Cez Arena, influenciara en el equipo nacional. Pero nada de eso ocurrió.

Porque el viernes en el primer punto entre Pico Mónaco y el local Tomás Berdych, el tandilense le jugó de igual a igual al checo y nº20 del mundo. Se estuvo cerca, con dos sets arriba, sin embargo Pico no pudo seguir sosteniendo el nivel  y el control  del partido y en el que sí Berdych pudo revertir. Un poco por la localía y otro por su gran tenis que posee y que si no fuera por sus "lagunas tenísticas" , estamos en presencia de un jugador que podría estar perfectamente en el top ten del circuito.

A continuación y sabiendo de entrada que el capitán checo iba a preservar a Stepanek para el dobles del sábado, Juan Martín Del Potro el nº5 del mundo y la mejor raqueta argentina, se enfrentaba a Ivo Minar, un jugador que ni por asomo se acerca al nivel y a la categoría del nº2  de los checos. 

Delpo cumplió de manera soberbia tomando la posta dejada en ausencia de David Nalbandian por la maldita cadera y que lo privó a nuestro país del unquillense por lo que resta la temporada.

Con la serie 1-1 , había varias hipótesis que se manejaban y que el capitán argentino Tito Vázquez manejó con un gran tacto. ¿Jugaría Delpo el dobles o se lo guardaría para cuidar el físico de cara al cuarto punto ante Berdych?. Vázquez se decidió por lo último y puso en la cancha a la dupla que se venía barajando en el último tiempo, el misionero José Acasuso junto al debutante el correntino Leonardo Mayer que está pasando por un gran momento, serían los encargados de desnivelar la serie frente al binomio checo entre Berdych y el lesionado Stepanek. Y el resultado fue contundente para los locales. La experiencia y el jugar juntos hace ya varios años en la Davis privilegió la inexperiencia, los nervios del debut de Mayer que no alcanzaron para contrarrestar el peso de tener muchas ediciones vividas por parte de Chucho ( 2 finales entre otras).

Con el 2-1 en contra ,toda la presión pasó a tenerla Delpo, que no pareció sentirla en ningún momento de la serie, ni con Minar y en la jornada de hoy frente a Berdych. El partido que sostuvo frente a un tenista de la categoría del checo, lo erigen como el gran protagonista del team argentino.

"La Torre de Tandil" metió 18 aces, tuvo siempre el control del partido y se manejó como en el living de su casa, a pesar de la hinchada local que con sus bocinas y corneta trataron en vano de molestar al argentino. Hay un Del Potro antes y después de esta serie, lo que en otro momento era Nalbandian, en estos días el nivel tenístico del tandilense lo aleja del resto por lejos de sus otros compatriotas.

La solvencia categórica del nº1 de nuestro país, llevó a un quinto y decisivo punto para que Pico se tomara revancha de los sucedido el Viernes. Pero ahora tenía a Stepanek, un jugador copero con varias batallas y que no se sabía cuánto podría dar con una rodilla maltrecha, aunque por lo visto en el dobles, mucho no se notó.

El primer set fue muy parejo , Pico estuvo muy confiable con su saque mientras que el checo daba dura batalla ya sea con sus talentosas voleas o drop shots que dejaban parado al tandilense. El desenlace se fue en un tiebreak a favor del local en una hora de duración. Después de esa primera manga el ánimo de Pico hizo bajar la intensidad y a pesar de haber quebrado en alguna oportunidad, Stepanek manejó el partido a su voluntad, no parecía muy preocupado por su rodilla, es más muchos no se acordaban que venía con ese déficit físico.

Y en 2 horas y media, el triunfo de los checos y la eliminación de Argentina  fue una realidad , dura para un país que venía de una final el año pasado con la gran esperanza de ganar la Ensaladera de Plata, tras 2 finales truncas.

Tito Vàzquez reflexiona después de la derrota

Escuchemos lo que decía el capitan argentino a los micrófonos de ESPN

Resignación

Ahora queda resignarse, aguardar el sorteo en Setiembre y esperar para el 2010, la evolución de Nalbandian, el crecimiento sin techo aún de Del Potro y conseguir de alguna vez una dupla confiable y solida que lleve a nuestro país a ganar la Copa Davis, ese trofeo que cada año que pasa se transforma en una eterna pesadilla.-
 

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *