Federer-Hass

El suizo Roger Federer indicó que no era "justo" llamar "aburrido" al croata Ivo Karlovic, al que derrotó en tres sets en los cuartos de final de Wimbledon, y se mostró encantado con su tenis, con el que se metió en la 21 semifinal consecutiva, algo que "significa el mundo" para él. El helvético, número 2 del mundo y gran favorito de esta edición del torne, desbarató el juego del altísimo croata Ivo Karlovic para solventar por 6-3, 7-5 y 7-6 (3) en una hora y 43 minutos en la Central su duelo para meterse en las semifinales, donde le espera el alemán Tommy Haas, verdugo del serbio Novak Djokovic.

Preguntado si no le resultaba tedioso jugar contra un hombre que da tan pocas opciones con su saque -el croata mide 2 metros y 8 centímetros y es el máximo anotador de "aces" con 160 del torneo-, Federer respondió elogiando las cualidades de su oponente. "Todo el mundo tiene su forma de jugar. Yo disfruto jugando contra Ivo y no me parece justo llamarle aburrido. Tiene un saque fenomenal; lo apoya con sus voleas, es algo a tener muy en cuenta. Y realmente creo -señaló el helvético- que es emocionante verle jugar, aunque no es fácil devolverle las bolas".

En cuanto a su próximo adversario en semifinales, el germano Tommy Haas, que sacó hoy al serbio Novak Djokovic del cuadro, sabe que tendrá que "jugar muy bien desde el principio" y recordó que "como se vio en París, es brutal, será duro. Pero yo estoy ya contento con volver a estar en unas semifinales. 21 consecutivas. Es alucinante. Para mí, significa el mundo y ahora, veamos qué pasa", dijo.

Aunque es un hombre que cuida su privacidad, al ser preguntado por cómo podía compaginar el torneo con el embarazo de su esposa, Mirka, desveló que el hecho de que "ella esté totalmente relajada, ayuda en el tenis".

"Es un gran apoyo, yo esperaba que iba a estar algo más nerviosa o que se fuera a sentir indispuesta, pero ha sido fantástica y ha hecho que para mí sea muy fácil centrarme en el tenis", señaló.

Hass repitió la final de Halle

Tommy Haas dio la sorpresa de la jornada al doblegar de manera autoritaria a Novak Djokovic y lograr el pasaporte para las semifinales de Wimbledon, donde tendrá como rival a Roger Federer.

El alemán Tommy Haas (24) se impuso al serbio Novak Djokovic (4) por un marcador global de 7-5, 7-6(6) y 6-3 tras dos horas y cuarenta y cuatro minutos de juego en el encuentro que abrió la jornada en la cancha 1. Como ocurriera hace apenas dos semanas en la final del torneo de Halle, Haas soprendió a Djokovic, quien un año más se despide de Londres sumando puntos tras superar la segunda ronda del año pasado, pero sin alcanzar las semifinales a la que llegó en 2007.

El choque comenzó igualado, con ambos tenistas estudiándose desde el fondo de la cancha y mostrándose muy seguros cada vez que estaban al servicio. El punto de inflexión del set no llegó hasta el undécimo juego, cuando Haas aprovechó un momento de bajón del serbio para romperle el saque y tomar ventaja en el marcador. Suficiente para el juego siguiente apuntarse el primer parcial tras 45 minutos de juego.

El segundo set siguió el mismo guión. Djokovic, que sabía que no podía fallar, se mostró menos expresivo y más eficaz sobre el verde, pero Haas se mantenía impertérrito al otro lado de la pista. De nuevo los momentos clave del set llegaron en el rush final del mismo. Haas volvió a quebrar el saque de Djokovic en el undécimo juego, aunque esta vez, sirviendo para apuntarse el set, cedió el juego definitivo en blanco y el set se fue al tie-break. ‘Nole’ tuvo una ocasión de oro en la muerte súbita, pues disfrutó de hasta tres bolas de set (6-3) que sin embargo no materializó y vio como Haas, con cinco puntos logrados de manera consecutiva, terminaba mandando el segundo set a su casillero, dejando visto para sentencia el encuentro.

No pensó lo mismo Djokovic, número 3 del mundo, que quería seguir ‘con vida’ en el encuentro y así lo demostró mejorando su juego, más al resto que al servicio. El de Belgrado recogió sus frutos en el promedio del set, en el séptimo juego, cuando rompió por segunda vez en el partido el servicio de Haas y bien administrada a renta, se hizo con el set y prolongó el encuentro.

Pero fue sólo eso, estirar el chicle. Haas, con un buen juego desde el fondo de la pista y un espectacular juego de piernas que le permitía llegar a todo, aprovechó los errores de Djokovic y llevando a efecto la tercera de las tres bolas de break que tuvo en el cuarto juego del cuarto set, tomó ventaja en el marcador. No bajó el pistón el alemán y terminó rubricando una victoria incontestable.

La serie entre ellos

Con esta victioria, Tommy Haas se medirá a Roger Federer en las semifinales de Wimbledon, teniendo la oportunidad de resarcirse de la dolorosa derrota sufrida en octavos de final de Roland Garros, donde, tras tener contra las cuerdas al suizo, terminó cayendo en cinco mangas. En total, Haas y Federer se han medido en un total de 11 ocasiones, con un bagaje de 9-2 para el de Basilea. (EFE)

El último match

En Roland Garros este año el alemán lo tuvo contra las cuerdas ganando los dos primeros sets hasta que despertó el suizo y dió vuelta la historia.

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *