A un paso del Olimpo

Roger Federer afrontará este domingo (10:00 horas) el partido más importante de su vida. Y eso es mucho decir cuando hablamos de alguien que ha ganado 5 Wimbledon, 5 US Open y 3 Open de Australia. Pero ganar la final de Roland Garros sería mucho más. El hito supondría completar el ansiado Grand Slam.

Nunca ha estado tan cerca Federer de igualar a Laver y Agassi. El austrliano y el americano son los únicos que tienen todos los Grand Slams en su historial y, el considerado ‘mejor jugador de la historia’, puede unirse a tan selectivo club.

Sin Nadal en el horizonte todo se aclara para el de Basilea. La cuarta final perdida ante Rafa hubiese sido demasiado para la moral de Federer, pero sin el español delante nada será igual en la Philippe Chatrier. Los franceses estarán de mejor humor y la Embajada de España en París vivirá su noche más gris.

El imprevisible Soderling

Sólo una persona puede impedir la subida al Olimpo del suizo. Y ese es Robin Soderling. El sueco separa a Federer de la obsesión que le ha perseguido durante los últimos cuatro años. No es lo mismo tener al otro lado de la red al mejor de la historia sobre arcilla que a un jugador que nuna ha conseguido un título en tierra batida.

Las estadísticas también estan con el genio suizo. Han jugado en nueve ocasiones y en todas ellas se impuso Federer. El último enfrentamiento no puede ser más reciente. Y es que el número dos del mundo venció al sueco en la tercera ronda del Madrid Open en la Caja Mágica en dos sets (6-1 y 7-5).

 

Sin embargo, el sueco atraviesa el mejor momento de su carrera y su tenis plano y agresivo puede crear problemas a cualquiera. Si Soderling saca bien y aguanta a Federer desde el fondo, todo puede pasar en la capital francesa.(marca.com)

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *