Opinión: Schwartzman sin Río, Santiago y la Davis

La exigencia ATP para los jugadores tiene precio. Un desgarro en el aductor de pierna izquierda es el costo para Diego Schwartzman en el Argentina Open.

La alta competencia en el ATP Tour tiene su precio. Y los jugadores bien lo saben, ya que es parte del combo que implica estar en el circo y ser uno de los protagonistas de la elite.

Pero recien estamos en Febrero, a solo 45 días de haber comenzado la temporada, y las lesiones, asoman como si estuvieramos en Agosto o mas adelante.

Para el Argentina Open, esta 20° edición, no será fácil de olvidar. El mar de ausencias y deserciones por problemas físico ha estado alterando el programa y calendario desde antes y durante el certamen.

Dos Top-10 avisaron casi sobre la hora sus deserciones. Dominic Thiem, por “cansancio” eligió pegar el faltazo tras disputar la final de Melbourne. Matteo Berrettini, por molestias físicas, hizo lo propio y pego otro portazo.

Ya con el torneo andando, en el mismo día Cristian Garín, que venía de ganar el Cordoba Open, decidió no arriesgar y se bajo el mismo día que debutaba, y casi al unisono, Fernando Verdasco, optó por el mismo camino.

Fonto gentileza 1
Fonto gentileza 2

Y para colmo de males, el máximo favorito a raíz de las ausencias de los dos Top-10, el “Peque” Diego Schwartzman, anoche sufrió los embates de la exigencia y se desgarró en su pierna izquierda, privándolo no solo de jugar las semis del torneo, si no que lo obliga a un parate anunciado hoy, y estar ausente en Río, Santiago y Copa Davis.

Para Schwartzman, es la primera vez de verse con una lesión que lo lleve a parar el ritmo, recuperarse convenientemente y repensar como organizar su calendario, que por su ubicación en el ranking, se torna mas exigente. Pero en simultáneo, tendrá que de ahora en mas, escoger con sabiduría que citas agendará para no sufrir innecesariamente y desgastarce inutilmente.

Quizás se entienda mejor por que, “los de arriba” en el ranking, practicamente no juegan casi ATP-250, solo algunos ATP-500 (dos son obligatorios) y son fija para los M1000 y Grand Slam.

La ATP e ITF, ajenos por completo 

La ATP e ITF, ambas entidades que manejan el tenis mundial, debieran tomar cuenta de estos inconvenientes, que perjudican al jugador, el espectáculo y al tenis mismo.

La trituradora de carne que proponen con sus apretados calendarios, tienen consecuencias. Y nadie o pocos, lo advierten. Para muestra basta con ver lo ridículo que es organizar certamenes con la sola brujula de una maquina de facturar derechos de TV, sponsorización y comercializar los mismos.

A la ITF junto a Kosmos de Gerard Piqué, poco le importó juntar al final de la temporada a jugadores de 18 equipos/paises con todo el año a cuestas para disputar una renovada Copa Davis a fines de … noviembre !!!

Y en contra cara, a solo 30 días de ella en inicio de Enero, la ATP creo la ATP-Cup, un formato muy similar con 24 equipos/naciones, para  servir de antesala del Australian Open en la segunda quincena del mes.

Tampoco se respetan contingencias que pueden aparecer inesperdamente y que tendrían que mirarse con solo un sentido comun. Por ejemplo, y vale el caso, en Melbourne en el primer GS del año, los incendios hicieron un clima insostenible con deserciones incluso de deportistas. Por que excepcionalmente, no se penso en jugar a tres sets a raíz del clima contaminado por el humo de los incendios ? U otra alternativa válida, que piense ademas de los protagonistas, en el público también.

Esta semana, jugar con un calor agobiante a las 14 o 15 horas en pleno verano al sol ? Parece que nadie con mediana inteligencia piensa en ello, salvo los jugadores ayer, cuando Ruud y Londero arrojaron botellas de agua fría para el publico mientras atendían a dos espectadores victimas del calor insoportable que reinada en el BALTC.

Responsabilidades que tanto la ATP, ITF, autoridades de los certámenes, o quien importa quien, pudieran entender para un espectáculo de mayor calidad. Y si tanto les importa recaudar o llenar estadios, sean ingeniosos para la gente en mejores condiciones esten mas predispuestos para asistir en un marco apropiado.

Mientras tanto, los tenistas, deben soportar las obligaciones deportivas, comerciales y propias de crecimiento para un jugador de elite, que sin darse, esta dentro de la trituradora de carne de los dirigentes.

Este tenis actual, precisa cambios constructivos que contemplen cuidar a los protagonistas, el público y todos sus actores. Y eso incluye a todos por igual, aplicando algo tan sencillo como el sentido común. Algo, que parece difícil hallar en quienes manejan “el negocio”.

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *