Mas que una medalla

Las sensaciones de Juan Martín Del Potro deben ser excitantes. Si, porque yendo de menos a mas en estos JJ.OO., ya ha llegado muy lejos entrando a semis y peleando por el bronce al menos. Claro, que la parada, sera con el suizo Roger Federer, su gran verdugo este 2012 e ídolo del tandilense.

Por eso hoy reafirmó sus aspiraciones en Londres 2012 tras imponerse al japonés Kei Nishikori por 6-4 y 7-6 (4) y acceder a las semifinales, que se predisponen a la lucha por el podio. El resultado cobra mas envergadura, si recordamos que el asiático había eliminado nada menos que a David Ferrer en cuartos de final. La otra semi será entre el serbio Novak Djokovic y el británico Andy Murray.

Hoy fue el gran favorito y no defraudó a pesar de alguno altibajos, y tardó una hora y 55 minutos en superar, de nuevo tres semanas después, al japonés que solo tuvo chispazos de buen tenis, pero suficientes para preocupar en pasajes al argentino.

Sólido con el servicio y muy efectivo en la red, a la que subió en 24 ocasiones para anotarse 19 puntos, sólo los 20 errores no forzados que cometió empañaron el juego de Juan Martín. Cuando se decidió a cambiar ritmos, también fue efectivo, aunque Nishikori tuvo picos de rendimiento que justificaron estar en cuartos.

En el primer set, Del Potro desaprovechó su servicio para liquidar el parcial, aunque acabó ganándolo por 6-4 tras quebrar a su rival. Se había adelantado 2-0 rapidamente, pero recuperó terreno Nishikori, que allí mostro uñas y dientes. Con el támite mas parejo a partír de allí y tras otros quiebres, en el decimo puso su sello el tandilense tras una volea en la red larga del asiático.

En la segunda manga volvió a suceder algo parecido. Quebró en el primer game para escaparse en el marcador. Con 5-3, servicio y el japonés entregado, Del Potro cometió tres errores no forzados consecutivos y entregó su saque con una doble falta. Alguna nube paso por el horizonte del argentino y todo se alargó.

El set se fue a un desempate, en el que Del Potro, novena raqueta del mundo, impuso su mayor experiencia. Nishikori llegó a remontar una desventaja de 4-1 en el tiebreak. Pero esta vez, la Torre de Tandil aguantó bien desde el fondo y subió con agresividad a la red para certificar la victoria.

Asi se llevó el match que lo depositaba en ese momento ante un rival incierto, ya que simultaneamente Federer jugaba ante Isner.

"Es todo muy reciente. Hay pocas palabras para describir esto y a medida que pase el día lo voy a disfrutar más. Para mí ser el primero es impresionante por la calidad de jugadores que hay. De los cuatro semifinalistas uno es el mejor de la historia y los otros dos no lo son porque está Federer. Después estoy yo y está Argentina también", dijo tras el partido Del Potro.

"El partido fue como se vio, complicado hasta el final", explicó. "Cometí algunos errores que casi lo pago muy caro. Pero por suerte pude volver a encontrar mi juego en el tiebreak y ganar en dos sets".

Del Potro se mide ante un Federer verdugo de él en este año, y todas las veces en cuartos de final, a diferencia de ahora que se miden en semis. En su último enfrentamiento entre ambos, en Roland Garros y por cuartos, el argentino lo puso en apuros al suizo adelantandose en los dos primeros sets. Luego, coincidió la iniciativa de Federer y el bajon del tandilense, que atentaron contra lo hecho hasta allí y entregando el match.

Del Potro unió su nombre al de los tres ilustres favoritos del torneo –Roger Federer, Novak Djokovic y Andy Murray-, que también alcanzaron las semifinales. Sin dudas que la baja de Ferrer ante Nishikori le facilitó el camino, pero tampoco tiene la culpa que ello sucediera. Tuvo su chance y la aprovechó, para meterse entre los cuatro mejores hasta aquí. 

"Los rivales y los jugadores que hay son muy complicados", admitió como queriendo rebajar la euforia. "Federer, Djokovic, Murray… Si se planteba que yo estuviera con ellos era muy difícil que pase. Pero voy a seguir dando pelea y lo voy a intentar", agregó.

Del Potro también sigue con opciones de medalla en la competición de dobles mixtos junto a Gisela Dulko. Tras ganar el miércoles su partido de primera ronda, la pareja argentina se medirá en cuartos de final a los estadounidenses Lisa Raymond y Mike Bryan, terceros preclasificados y campeones aquí en la última edición de Wimbledon el mes pasado.

"El mixto no afecta nada para el singles, es una motivación más", aseguró. "Tengo una gran compañera con la que hicimos un gran partido y ahora tenemos un rival superdifícil" concluyó.

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *