Murray otra vez sopa

El británico Andy Murray, que perdió su tercera semifinal de Wimbledon consecutiva, por segunda vez ante el español Rafael Nadal, dijo que tiene que "trabajar más duro, mejorar su juego y ser más profesional" para ganar un gran torneo en lo que considera "una era muy dura en el tenis".

El crédito local perdió por 5-7, 6-2, 6-2 y 6-4, y nuevamente decepcionó en un Grand Slam, ahora en su propia casa y ante su público.

Murray consideró que, en el momento actual, hay unos cuantos jugadores "excepcionales" que trabajan duro, por lo que, para superarles, "tienes que trabajar todavía más que ellos", explicó el número cuatro del mundo.

"Cada vez que juego contra Rafa explico lo mismo: es difícil ganarle. Sencillamente, es uno de los mejores jugadores que ha habido nunca, además de un increíble atleta", afirmó el cuarto cabeza de serie del torneo en una rueda de prensa tras el partido.

"Tengo que tratar de aprender de lo que pasó hoy", señaló en rueda de prensa el que era en este torneo la gran esperanza del público británico, que no ve a un compatriota suyo imponerse sobre la hierba de Londres desde 1936.

Con este partido, Nadal se impuso a Murray en 12 de las 16 ocasiones en las que se han encontrado, y siempre le ha ganado en Wimbledon. El español eliminó al británico del torneo en los cuartos de final de 2008, mientras que el año pasado frenó su avance hacia la final, como en esta ocasión, en la penúltima ronda.

Murray sólo ha ganado al número uno del mundo sobre pista dura, y ha perdido en todos los cruces con él sobre hierba y arcilla.

"Puedes ganarle si juegas con paciencia. Cuando le he superado en el pasado jugué con algo más de calma. Tienes que encontrar tu camino frente a él, pero lo que está claro es que cuando te enfrentas a uno de los mejores jugadores tienes que hacer las cosas algo distinto, hacer ajustes, porque él va cambiar su juego contra ti", indicó el escocés.

Murray, que contó con el favor del público, apuntó que sólo escuchaba los gritos desde las gradas "al final de cada set o cuando lograba un punto de rotura", porque no podía fijarse en ello "a cada punto".

Sobre la final del domingo, que enfrentará a su rival Nadal, con el virtual número uno del mundo después de superar las semifinales, el serbio Novak Djokovic, el británico argumentó que ganará "el que juegue mejor ese día".

"Rafa tiene algo más de experiencia que Novak, y probablemente eso lo ayudará, pero ambos están jugando un tenis genial, por lo que dependerá de quién lo haga mejor ese día", expuso Murray.

Murray aspiraba a ser el primer varón británico en ganar Wimbledon desde que lo hizo el inglés Fred Perry, en 1936. Pero se quedó por tercera vez seguida afuera en semifinales en Londres.

A Rafa solo le queda el título

Por su parte, Nadal, aún cuando puede obtener otra vez el torneo, sólo podrá retener los 2.000 puntos conseguidos por su coronación del año último.

Por lo tanto, el español podría, de máxima, mantener su puntaje, mientras que el serbio, que llegó a Londres como escolta, a escasas 65 unidades, ya logró superar su puntaje en 480, por lo que no solo se aseguró alcanzar la cima del ránking, sino que en caso obtener la final, estirará mas aún la brecha con Rafa.

El mallorquín ya cede el primer lugar del ránking después de 56 semanas en la cima. El australiano Lleyton Hewitt tenía 20 años y ocho meses cuando trepó al número uno, el estadounidense Andy Roddick había cumplido ya los 21 años y dos meses, Nadal lo hizo a los 22 años y dos meses, Federer tenía tres meses más que el español al convertirse en rey y el español Juan Carlos Ferrero se encontraba ya con 23 años y seis meses.-

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *