Es hora de Djokovic

Solo era cuestión de esperar, aguardar, y no impacientarse, tan solo eso. El destino de Novak Djokovic, en este nivel durante el tour ATP, era condenarlo irremediablemente al nº 1.

Solamente un ser de otra dimensión, como Federer, demoró la consagración que se presumía iba a ser en el clay frances, mas precisamente en Roland Garros. De no ser por el suizo, esta novela no hubiera llegado con vida hasta el cesped inglés.

Hoy Novak Djokovic tuvo el premio mayor, se le hizo el sueño del pibe, le cayeron todas fichas, fue pleno al 1. Y que merecido está.

Claro, la tuvo que transpirar un poco, y los fantasmas de Rolanga se le habrán venido a la cabeza en algun momento quizas, por allá en final del tercer set. Pero la supo manejar, y se llevó algo mas que un triunfo, se metió en el bolsillo el trono ATP, en la cúspide de su carrera, sin dudas.

Fué un festejo por duplicado. Y para la historia. El serbio le ganó al francés Jo-Wilfried Tsonga y logró su ansiado objetivo de convertirse en el nuevo N° 1 del tenis mundial, en el listado que dará a conocerse el próximo lunes. Además, este triunfo en césped le permitió avanzar por primera vez a la final de Wimbledon. Allí definirá con el español Rafael Nadal, hasta ahora rey, quien superó en segundo turno al escocés Andy Murray.

Djokovic, segundo cabeza de serie en el Grand Slam británico, derrotó a Tsonga (12°) por 7-6 (4), 6-2, 6-7 (9) y 6-3 en la primera semifinal, en el court principal del mítico All England Club de Londres.

Nole, campeón de la Copa Davis en 2010, inició allí una serie extraordinaria de triunfos, que llegó a ser de 43 consecutivos, hasta que perdió con el suizo Roger Federer (3°) en la semifinal de Roland Garros. Esa caída en la arcilla parisina le impidió ser en ese momento el nuevo rey del circuito ATP.

Ahora, un mes después, Djokovic se dió el gran gusto de poder desplazar el lunes que viene a Nadal, actual monarca, más allá de que el zurdo mallorquín pueda superar al propio serbio en la final del domingo en Wimbledon.

Novak Djokovic pone fin al dominio de 102 semanas de Nadal, que junto a Federer (285 semanas) han sido los referentes del circuito ATP desde el 2 de febrero de 2004.

El serbio se convierte en el vigésimoquinto nº 1 desde que existiera el ranking (23 de agosto de 1973), siguiendo los pasos de Illie Nastase, John Newcombe, Jimmy Connors, Björn Borg, John McEnroe, Ivan Lendl, Mats Wilander, Stefan Edberg, Boris Becker, Jim Courier, Pete Sampras, Andre Agassi, Thomas Muster, Marcelo Ríos, Carlos Moyá, Yevgeny Kafelnikov, Patrick Rafter, Marat Safin, Gustavo Kuerten, Lleyton Hewitt, Juan Carlos Ferrero, Andy Roddick, Roger Federer y Rafa Nadal.

Pero hubo un partido de tenis en el medio de todos este comentario, y lo mas aludable, es mostrar algo del espectáculo que dieron estos jugadores hoy.

Las imágenes, valen mas que mi palabras.

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *