Pico se quedó en semis

El británico Andy Murray se impuso a Juan Mónaco por 6-4 y 6-1, y puso fin a la gran semana del argentino en el Masters 1.000 de Shanghai, donde se clasificó para disputar la final.

Murray sacó ventaja de su mayor experiencia en estas rondas finales y de su mayor frescura física para vencer a Mónaco en una hora y 26 minutos. Su rival en la final será el suizo Roger Federer que se impuso en la otra semifinal al serbio Novak Djokovic, en una repetición de las semifinales del último Abierto de EE.UU.

El jugador de Dumblane se ha colocado en la final sin ceder un solo set, fresco y sin fisuras. En cuartos necesitó únicamente 55 minutos para deshacerse del francés Jo-Wilfred Tsonga, mientras que Mónaco pasó en la cancha casi tres horas para doblegar al austríaco Jurgen Melzer, vengar la derrota de su amigo Rafael Nadal, y colarse así en la primera semifinal de un Masters 1.000 de su carrera.

Esta diferencia se notó en el partido de hoy, en el que Murray siempre fue por delante. Sólo una tímida reacción de "Pico" Mónaco en el primer set, del 4-1 al 5-4, animó la contienda, pero en el segundo la superioridad de Murray fue más que evidente y el escocés acabó el partido, por la vía rápida, con su segundo saque directo.

En cuanto al encuentro de hoy, en busca de un lugar en la final, Mónaco comenzó atento, pero de a poco, Murray desplegó su mejor tenis y lo superó claramente.

La primera manga tuvo el tandilense quebrándole una vez el servicio al escocés, aunque los cuatro errores no forzados que cometió en el partido hicieron que el resultado se tornara a favor de Murray, quien se quedó en dos veces con el saque del argentino. Así, el británico cerró el primer set por 6-4.

El segundo período se vió un Mónaco entregado (sumó en el encuentro 29 errores no forzados) frente al poderío de Murray (15 tiros ganadores contra nueve del argentino), jugador que con dos quiebres de servicio pudo sellar la inobjetable victoria por 6-1.

Para Mónaco este torneo fue importante porque logró ganar un partido, tras cinco meses, en los que estuvo la mayor parte del tiempo fuera de las canchas por lesión. Con el resultado de hoy, Murray supera 2-1 a Mónaco en el historial entre ambos.

Pero la buena para el argentino viene por el lado del ranking. Con esta semana positiva que tuvo, se coloca a partír de este Lunes en el nº 27 ATP, pasando a ser el nº1 de Argentina por delante de David Nalbandian y Juan Martín Del Potro. Nada mal para un retorno tras su lesión en la muñeca, que lo tenía a mal traer en cuanto ma resultados desde su vuelta oficial en el M-1000 de Cincinatti.

Mónaco se va con un balance positivo

Mónaco sacó conclusiones positivas, a pesar de caer en la primera semifinal de un M-1000 de su carrera en Shanghái ante el británico Andy Murray, y dijo que esta experiencia fue una "inyección anímica muy importante".

"Esta es un inyección anímica muy importante para mi, porque después de la lesión en la muñeca no ganaba partidos y de repente me veo jugando bien y haciendo unas semifinales de un Masters 1000. Ahora tengo quince días para recuperarme y dar lo mejor de mi en Valencia y París-Bercy", los dos torneos que le quedan para cerrar el año.

El jugador de Tandil admitió que el sábado estuvo algo más cansado y que también la mayor experiencia de Murray pesó en el partido. "Puede ser que hoy tal vez me sintiera más cansado, pero no es una excusa. A estas instancias es normal estar más cargado cuando se viene de ganar cuatro partidos difíciles y jugando al cien por cien", comentó.

"El primer set fue bastante parejo. Él tuvo sus oportunidades y las aprovechó mejor que yo y quizás no jugué muy concentrado en aquellos momentos del 5-4. En el segundo, él tomó distancia bastante grande al principio y fue un justo ganador", explicó tras su derrota.. "Está claro que es el tres o cuatro del mundo y yo estoy ahora en el 40. Tal vez en tierra no diría lo mismo, pero está un escalón por encima de mi, lo reconozco, pero no esperaba este tipo de partido. Se defendió bastante bien y yo no tuve la energía ni la chispa necesaria que mostré en partidos anteriores. Además, él está acostumbrado en jugar en estas instancias, y yo no, y para él es más cómodo. En el futuro espero repetir este tipo de situación", dijo Mónaco.

"Ahora juego dos torneos, Valencia y París Bercy que son muy importantes para ayudarme a progresar en el ránking en un año que ha sido irregular, por las lesiones y porque no me fue tan bien en tierra como esperaba", analizó el tandilense.

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *