Alumno aplicado

Schwank luchó pero no pudo con la potencia de Soderling y terminó con derrota por 6-1; 7-6 (0) y 7-5 y el primer punto de la serie ahora es para los suecos. Leo Mayer enfrenta a Johansson luego y mañana, con Nalbandian en la cancha acompañado de Zeballos, sera el turno del dobles.

En el primer set no hubo nada que hacer para Schwank, en todo momento intentó doblegar al sueco pero nada fue eficiente. Los nervios seguramente, fueron determinantes dada la situación de su primer set en una Copa Davis y, ni mas ni menos, contra uno de los mejores jugadores desde la final de Roland Garros 2009 hasta estos días. Con 12 tiros ganadores en consecuencia de una derecha intratable y 5 aces y dos quiebres, Soderling, en 27 minutos de juego, se queda con el primer parcial por 6-1.

Ya con los nervios más disipados, mas aplacados, con un set a cuestas en una Davis, Eduardo empezó a pensar en la posibilidad de faltarle el respeto a su rival y analizar chances para cansar al finalista del último Master. Así Schwank estuvo obligado, todo el tiempo, a jugar el partido de su vida. Soderling continuó con muestras de solides en su saque pero el argentino mejoró en sus puntos de devolución. Sus ilusiones de empardar el partido a un set parecían desvanecerse cuando en el 7º game quebró el sueco para ponerse 4-3 y servicio, pero inmediatamente y con un esfuerzo sobrehumano, Schwank se puso a la altura de las circunstancias y recuperó lo que era suyo, para ponerse 4-4. Después de la confirmación, el buen momento y con 15 errores no forzados del sueco, algo impensado cuando solo cometió 4 en la primera manga, Schwank tuvo la posibilidad de quebrar  y quedarse con el segundo parcial, pero 2 aces continuos del jugador local, pusieron las cosas 5-5. Ya después, con su saque, y con un comienzo con doble falta (la 6º hasta ese momento) y un 0-30 a cuestas, debió calibrar su servicio como arma letal para dar en el blanco, y si bien lo hizo, Soderling fue mas y se puso 6-5 y su saque para el tercer set. Con todo lo que tenia, el nacido en Roldan,  puso las cosas 6 iguales y el tie-break a la vista. Nada que hacer para el 64° del mundo, 7-0 y el segundo parcial se quedó del lado local. Las cosas estaban 1-6; 6-7 (7-0) para nuestro muchacho.

El tercero fue decisivo para Suecia y sus aspiraciones de cuartos de final. Schwank arrancó bien, complicando al sueco con su servicio y arriesgando su físico en varias de las paradas. Sin lugar a dudas, Soderling no era el mismo que en el primer set y esto fue, sin objeciones, mérito de Schwank. El argentino se animó más de lo esperado, trasladando a su rival a la red y haciéndole difícil la conquista del partido. Conquista que llegaría luego de quebrar en el 11º juego cuando Soderling demostró por que esta en el mejor momento de su carrera y luego de 2 matchpoints desperdiciados, el nº 7 del mundo le dió a su equipo el primer punto de la serie por 6-1; 7-6 (0) y 7-5 y obliga, casi de manera ineludible, a Leonardo Mayer a hacer lo imposible por empardar la pelea por los cuartos de final de la Copa Davis cuando a continuación enfrente a Joachim Johansson.

Sin dudas, Schwank, mas allá de la derrota, debe tener tranquilidad y, cuando se enfríe, observar el vaso medio lleno y saber que le dio pelea a uno de los mejores jugadores del momento. Que no decaiga….. 

La palabra de Schwank

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *