Ya estan las cuatro

Nunca llegaron tan alto. La danesa Caroline Wozniacki derrotó a la local Melanie Oudin y la belga Yanina Wickmayer venció a la ucraniana Kateryna Bondarenko, avanzando ambas a las semifinales del US Open, siendo la mejor actuación de ellas en un torneo de Grand Slam.

Wozniacki, la novena cabeza de serie, se impuso con llamativa facilidad a la promesa estadounidense Oudin, de sólo 17 años, por 6-2 y 6-2, para la decepción del público local. Fue el debut de ambas en los cuartos de final de un certamen de los cuatro más importantes y la danesa supo moverse y resolverlo con autoridad, imponiendo su iniciativa y fuerza.

A primera hora, Wickmayer, también de 19 años, como Wozniacki, derrotó a la menor de las hermanas Bondarenko por 7-5 y 6-4 y disfruta como nunca de una tarea histórica en el último Grand Slam del año, en el cemento de Flushing Meadows.

Ubicada N° 50 en el ránking mundial de la WTA, la ganadora remontó el segundo set, ya que perdía 4-1. Se adjudicó los cinco últimos games y despachó a su oponente, que figura N° 52 de la lista. "Fallé algunas oportunidades", dijo Wickmayer. "Estaba bastante enojada conmigo. Seguí luchando y me mantuve en pelea y pude remontar", agregó muy contenta al final del encuentro.

A pesar de que los números oscurecían sus expectativas, ya que había perdido dos de los tres partidos que previamente habían jugado entre sí -los dos últimos-, la belga se mostró siempre superior a su rival. "Poder jugar la final de un Grand Slam sería grandioso para mí. Es increíble. Estoy en una nube, como en un sueño", dijo Wickmayer.

La belga juega su séptimo Grand Slam seguido y sólo este año en Roland Garros había podido ganar un partido. Esta vez, en cambio, ya logró cinco triunfos para meterse en semis. Wickmayer ya venía siendo señalada como una gran promesa del tenis de Bélgica, en especial después de los retiros de Kim Clijsters, que ahora volvió y también está en semis en Nueva York, y de Justine Henin, dos ex N° 1 del mundo. En su camino a las semifinales, sólo perdió dos sets, aprovechando su solidez desde la base y una derecha potente.

En la zona alta del cuadro, quedaron en el camino las grandes favoritas y fue Oudin la que derrotó a las rusas Elena Dementieva, María Sharapova y Nadia Petrova. También fueron eliminadas la rusa Dinara Safina, actual líder mundial, y las serbias Jelena Jankovic y Ana Ivanovic.

En la otra semifinal ya están las protagonistas: Clijsters, ya siendo mamá y buscando repetir la hazaña de su victoria en el US Open 2005, y la estadounidense Serena Williams, N° 2 del mundo y ex reina, quien ya obtuvo tres veces este torneo en su país y es la defensora del título.

En tanto que la otra llave será del cruce entre la danesa Caroline Wozniacki y la belga Yanina Wickmayer.

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *