PAR-TI-DA-ZO

En el tenis moderno algunas cosas han cambiado. Tener un buen saque facilita las cosas y brinda mas control de tu juego.

Pero cuando se juntan dos buenos servicios y encima en césped, ni hablar. Observá si no el espectáculo que brindaron Karlovic y Tsonga ayer. Los 46 aces que sufrió el galo dan muestra de ello. Y eso que el no se quedó atrás, pero Karlovic estaba encendido.

Mirá algo de lo que sufrió el pobre Jo Wilfried.

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *