Está despegando

Que Juan Martín Del Potro es un jugador distinto ya no quedan dudas. Que ya no es cosa de una racha de dos o tres torneos también. Y que ya le está tomando el gusto a los top-ten (top-five en realidad) es innegable.

El año pasado hubo que escuchar decir que la racha que tuvo era por los JJ.OO en Beijing y que estaba jugando "solo". Que esos torneos eran de cabotaje y los mas destacados top ATP estaban en otra cosa. Falso.

Señores, este muchacho ya demostró que esta para quedarse algún tiempo entre los mejores y los resultados lo estan avalando. El lote de los cuatro de arriba se sabe esta bastante diferenciado del resto, pero poco a poco se está cargando a los que nadie suponía. Toparse con Rafa, Federer, Djoko o Murray era sapo seguro y ver que pasaba. Pero este año la cosa esta torciendo ese rumbo, y se le nota el hambre. Ya no sale a la cancha a ver que pasa, tiene actitud, una virtud de la que mucho debe tener que ver Franco Davín, su entrenador, en la que debe estar trabajando desde hace un tiempo.

Había que esperar que quemara etapas, sentirse seguro de los que se ponían enfrente y llegar al menos hasta cuartos de los torneos grandes. En un año y dos meses ya desde que está con Davín se le nota la mano el entrenador, y el colaboró aplicadamente. Es de destacar que es un jugador sacrificado y obediente como pocos, sino no habría manera de llegar adónde llegó hasta ahora. Es el momento de pegar el salto. Y lo esta haciendo a su medida.

Rafa en Miami lo padecio en cuartos. Ahí se lo vió con mas coraje y tirádole todo lo que pudo al español, y le salió bien. Las  mieles del éxito lo marearon y al otro día Djokovic lo puso en su sitio, pero ya le va a tocar al serbio, solo hay que esperar pacientemente. En Madrid lo sacudió a su rival de juniors Andy Murray con mucha solidez pero se topó con Roger y de nuevo aterrizó, aunque con la sensación de que el suizo no lo paseó tanto como cuando se enfrentaron en Australia en Enero.

Los cuatro de arriba ya lo ven de otra manera aunque no sea de peligro inminente, se han dado cuenta de que es alguien que llegó para quedarse. En esta etapa de él en el circuito su regularidad tiene que ser cierta, y debe imponer a los del resto que enfrentarse con él signifique la misma sensación que los de arriba. Y lo esta consiguiendo.

Este Roland Garros puede ser la bisagra en torneos grandes para él, y si Roger Federer tiene la casi excluyente oportunidad de hacerse del torneo parisino por la temprana partida de Nadal, Delpo tiene la misma chance que él, y esta invitado para aguarle la fiesta al nº2. Si se la cree el tandilense se le va a hacer complicado al suizo, que increiblemente levantó un partido ante Hass de esos que solamente él puede remontar.

Con su saque afinado y la concentración necesaria, solo resta ver mañana su nuevo exámen con el amigo Rogelio. Que en la cancha de amigo no va a tener nada.-

 

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *