Es humano

Roger Federer (2) se impuso a Rafa Nadal (1) por un marcador global de 6-4 y 6-4 tras una hora y veinticinco minutos de juego en la final disputada en un abarrotado Estadio Manolo Santana. El suizo frenó una racha de 33 victorias consecutivas de Nadal sobre tierra batida y reivindica sus opciones con su primera victoria de la temporada. SI, el interminable Roger lo hizo, quien si no él para terminar con la racha de Rafa. La final mas deseada con el partido mas insólito que pudieramos habernos imaginado en cuanto a desarrollo, sobre todo después de haber visto al nº1 ayer pelear y de que manera con Djokovic.

El encuentro, el vigésimo duelo entre ambos tenistas, sorprendió por su ritmo rápido y juegos cortos, más propios de un choque sobre pista rápida que un partido sobre tierra batida. El mismo comenzó a favor de Rafa Nadal, que en los seis primeros juegos del partido tuvo dos juegos en blanco al servicio y gozó de dos pelotas de break que supo defender Federer. El suizo fue de menor a mayor, siempre jugando al límite cada golpe, metiéndose en la puja poco a poco. Federer castigó el revés de Nadal y obtuvo su recompensa en el noveno juego, cuando rompió el servicio de Rafa en la primera opción de la que dispuso. Luego, cerró la primera manga tras 41 minutos de juego con un autoritario juego en blanco. No daba muestras de lucha y garra el español, parecía mas simple de lo pensado, y se preveía un segundo set para el infarto en pos de estirar el match a un tercero.

Pero nada de eso ocurrió. Nadal empezó avasallador con el servicio, logrando sus dos primeros en blanco. Federer optó en un primer momento por subir a la red con sus potentes saques, pero tras varios passing shots del balear, rectificó y volvió a la senda del buen hacer. El suizo esperó sus opciones, su opción, porque de nuevo gozó de una sola pelota de break, que de nuevo supo aprovechar tras sacar tajada de un intenso peloteo de línea a línea que fue favorable para el número 2 de mundo. Rogelio estaba enchufado y sólo quedaba dejarse llevar, pero Nadal, que parecía fatigado física y mentalmente, tuvo sus opciones en el rush final del partido. Con 5-4 y servicio para Federer, Nadal gozó de un 15-40 que salvó Federer, que terminó cerrando el partido con un saque directo, a lo campeón. Fueron tan solo dos sets. Increible.

Esta victoria supone la primera victoria para un Roger Federer que ya acumula 37 en su haber, destacando ahora sus dos títulos en Madrid, convirtiéndose en el único tenista en repetir triunfo en la capital. Federer ganó en el 2006 -ganó al chileno Fernando González-, fue finalista en el 2007 -cayó ante el argentino David Nalbandian- y repite triunfo en la edición del 2009. A Rafa solo le queda el sabor de haber peleado pero sin la convicción de siempre.

Fué un partido entre el ex gran nº1 ante el ex gran nº2. Nada mas que eso .-

 

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *