Se retiró

El jugador nacido en Rufino, Provincia de Santa Fe, dijo adiós a los viajes, a la vida de hotel y definitivamente al circuito profesional.Según expresó en una entrevista radial, está muy conforme con la decisión que venía elaborando desde hace mucho tiempo atrás, según se supo ayer cuando caía la tarde.

Parecía que el problema en el juego estaba radicado exclusivamente en su saque, otros atribuían su bajo rendimiento a problemas personales, sin embargo el propio Coria reconoció que habiendo solucionado los inconvenientes con el saque se dio cuenta que había algo mas. La Magia se había terminado.

El pibe Santafesino supo conocer los niveles mas altos de la competencia cuando en 2004 alcanzó el número 3 del mundo y a su vez llegó a la final de Roland Garros. Sin embargo aquel partido disputado con un sol radiante en el Philippe Chartier ante Gastón Gaudio fue la final más importante que registró su carrera. En 2005, supo enfrentar al mismísimo número 1 del mundo actual, Rafael Nadal, en dos finales maratónicas jugadas en Roma y Montecarlo, nadie podrá olvidar su desempeño en el polvo de ladrillo.

Es verdad, esas finales no las pudo ganar como se esperaba en aquel momento, pero también es verdad que en dos de esos casos se topó con el comienzo de la dinastía “Rafa” que aún hoy nadie pudo detener, ni siquiera el gran Roger. Estos datos revitalizan mucho mas parte de la carrera de Coria, que hoy termina como nadie hubiese querido, pero que sienta un antecedente para mejorar y proyectar el tenis argentino

Justamente a eso quiere dedicarse ahora el mago, a generar nuevos talentos, a poner una escuela en Buenos Aires y tratar de transmitir todos sus conocimientos a los pibes, ese es el camino que ha decidido tomar el joven de 27 años que hoy deja el tenis.

Además de haber sido uno de los primeros jugadores de esta legión tan exitosa en explotar, es ahora el primero en abrir la puerta de los retiros, porque aunque nos duela sabemos que muchos de los actuales ya están más cerca de colgar la raqueta. Pero a la vez nos prende la luz de esperanza, para que ellos que supieron estar entre los mejores del mundo, vayan a formar promesas y nuevos jugadores para potenciar y generar una legión más fuerte y poderosa.

Es joven para retirarse pero el está feliz, y dice que su etapa como tenista profesional ya es parte del pasado. Hoy son tiempos de ver otro Guillermo Coria y esperamos que este nuevo proceso sea tan exitoso como el anterior.

Hasta Pronto “Willy”

 

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *