David y una derrota amarga

David Nalbandian llamó "estúpido" al árbitro francés Kader Nouni por haber rechazado su petición de recurrir al Ojo de Halcón al final de su larguísimo partido perdido a cinco sets ante el estadounidense John Isner en el Abierto de Australia.

"Es ridículo jugar torneos así con este tipo de árbitros. ¿Pero esto qué es? ¿Por qué la ATP hace esto?", se preguntó, visiblemente enfadado, el jugador argentino tras decir adiós en la segunda ronda del primer Grand Slam, perdiendo 4-6, 6-3, 2-6, 7-6 (5) y 10-8. El partido duró 4 horas y 41 minutos y el set final superó la hora y media, con 99 minutos de duración.

"En esa situación, empatados a ocho, con bola de break, ¿cómo se puede ser tan estúpido como para hacer eso en un momento así?", apuntó.

En el quinto set, cuando el marcador iba 8-8, Nalbandian pidió utilizar el ‘ojo de halcón’ (Hawk-Eye), después de que Nouni decidiera corregir una decisión de uno de los árbitros de línea, que había gritado falta en uno de los servicios de Isner.

"Me dijo que lo pedí demasiado tarde. La verdad es que no lo entiendo porque no hay límite de tiempo, el criterio es del árbitro y, según él, fue muy tarde. No sé qué partido estaba viendo, se debió quedar dormido en algún momento", señaló. "No fue por una cuestión personal, es porque son malos, no tienen ninguna capacidad de criterio en los momentos importantes de un partido, son malos", insistió un enojado Nalbandian.

El árbitro se negó a conceder la petición del argentino, diciendo que lo había pedido demasiado tarde. Muy enfadado, Nalbandian estuvo hablando varios minutos con Nouni y luego con el supervisor, que fue requerido a bajar a la pista y que explicó que la decisión de recurrir al vídeo correspondía al árbitro.

El argentino terminó perdiendo dos juegos seguidos a partir de ahí y quedó eliminado del torneo, lo que hizo que su enfado con el árbitro se intensificara.

Tambièn admitió que no perdió el partido "por ese punto", pero señaló que fue "una situación muy mala, increíble. Yo no necesito hacer nada, porque está en la televisión, en el video. Y cada vez que se habla con la ATP es igual a nada. ¿Para qué está la ATP? ¿Para los jugadores o para otros?", concluyó.

Respecto al partido, Nalbandian comentó: "Creo que perdí un partido muy parejo, muy duro. Tuve bastantes oportunidades de ponerme arriba en todos los sets y no pude. Obviamente cuando pasa una cosa así no te gusta nada", insistió. "Sabía que iba ser duro, que tenía que devolver muy bien y estar preciso con el saque. Fue una lastima porque tuve oportunidades y no las supe aprovechar", concluyó, en la rueda de prensa posterior al encuentro.

Pero este Open de Australia, le ha dejado cosas positivas al cordobés. Su partido ante el finlandés Nieminen, si bien terminó antes de lo previsto, lo enfocó con claridad y no mostró lados flacos en su tenis. Y lo mejor aùn, en su fìsico.

Ante Isner, anoche, aguanto muy bien los cinco sets, estaba para cualquiera de ambos, de hecho el argentino ganó mas puntos que el norteamericano, y si no hubiera desperdiciado alguna chance importante ántes, no habrìa habido escàndalo.

Pensando en la Davis, en Bamberg ante Alemania, el resultado es òptimo. Y Martìn Jaite, quien ya lo dirigiò hace tiempo atràs y lo conoce demasiado, debe estar tranquilo del estado fìsico del unquillense, muy aquejado en los últimos tiempos y sobre todo despuès de su operacion de la cadera.

David de haber seguido en el torneo, se habrìa medido con Feliciano Lòpez, una buen exàmen para él y de nivel, pero lo hecho con Isner, lleva tranquilidad a todos, pero por sobre todo, a él mismo .-

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *