Dos estilos diferentes

La experiencia y el aplomo de Roger Federer serán las armas que utilice el suizo en la final del Open de Australia 2010 ante un Andy Murray que tiene ante sí la reválida de superar la presión a la que se ve sometida por parte de todo un país ávido de éxitos. En el Rod Laver Arena, a partir de las 5:30 hora argentina (ESPN en vivo) de este domingo, se llenará para la ocasión. Sólo uno de ellos puede tomar el relevo de Nadal en el palmarés de este torneo.

Si hablamos de favoritismo de cara a la final, hablamos de Roger Federer. El suizo, número 1 del mundo, ya sabe lo que es saborear las mieles de la victoria en Melbourne Park, donde ha levantado el trofeo de campeón en tres ocasiones hasta la fecha (2004, 2006, 2007). "Si Federer juega como lo ha hecho hoy, Murray tendrá pocas opciones de ganar", rezaba Tsonga el pasado viernes tras ser arrollado por el ‘Expreso suizo’. Lo que está claro es que Federer ha ido de menos a más en este torneo, deshaciéndose consecutivamente del ruso Igor Andreev en primera ronda (4-6, 6-2, 7-6, 6-0), del rumano Victor Hanescu en segunda ronda (6-2, 6-3, 6-2), del español Albert Montañés en tercera ronda (6-3, 6-4, 6-4), del australiano Lleyton Hewitt en octavos (6-2, 6-3, 6-4), del ruso Nicolay Davydenko en cuartos (2-6, 6-3, 6-0, 7-5) y el propio Tsonga en semifinales (6-2, 6-3, 6-2). El suizo está más motivado que nunca y espera dedicar su décimosexto Grand Slam a sus pequeñas Myla Rose y Charlene Riva.

Por su parte, Andy Murray tiene una cita con la historia. No sólo por el ‘debe’ que tiene el escocés de conseguir su primer título de Grand Slam, lo que llevaría además a ocupar el segundo puesto del ranking mundial el próximo lunes, sino por tomar el relevo del mítico Fred Perry como último británico en conseguir triunfar en un ‘grande’ (Perry ganó el US Open de 1936). Antes de llegar a la finalísima, el pupilo de el español Alex Corretja ha tenido que quitarse del camino al sudafricano Kevin Anderson en primera ronda (6-1, 6-1, 6-2), al francés Marc Gicquel (6-1, 6-4, 6-3), al francés Florent Serra en tercera ronda (7-5, 6-1, 6-4), al estadounidense John Isner en octavos (7-6, 6-3, 6-2), al español Rafa Nadal en cuartos (6-3, 7-6, 3-0 y retirada) y al croata Marin Cilic en semifinales (3-6, 6-4, 6-4, 6-2). El último test en Melbourne dictaminará si Murray está preparado para acometer cotas más altas esta temporada o seguirá siendo un diamante necesitado de ser pulido.

La ultima vez

Roger Federer y Andy Murray se han medido en 10 ocasiones hasta la fecha, con un bagaje de 6-4 favorable al escocés, quien, para el nº 1 del mundo, tiene mayor presión: "Me parece que él necesita el título más que yo, así que la presión es suya". Federer se refería con estas palabras a la necesidad de Murray por conseguir su primer Grand Slam y es que el escocés se encuentra ante su segunda oportunidad de conseguirlo; en la anterior, el US Open de 2008, Murray fue víctima precisamente de Federer. ¿Se repetirá la misma historia en Australia o conseguirá Murray romper su gafe particular?

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *