Se desinfló

Andy Roddick se convirtió en el segundo finalista de la edidión 2009 de Wimbledon después de doblegar en semifinales al local Andy Murray en cuatro sets. El ‘cañonero de Nebraska’ será jugará ante Roger Federer el título el próximo domingo.

El estadounidense Andy Roddick (6) se impuso al británico Andy Murray (3) por un marcador global de 6-4, 4-6, 7-6(7) y 7-6(5) tras tres horas y siete minutos de juego en el encuentro que cerró la jornada en la Pista Central del All England Tennis Club. La Catedral se vistió de gala y alentó a su ídolo, pero no tuvo problemas en ovacionar al cañonero yankie. El nº3 se desinfló.

El choque comenzó igualado. A pesar de no firmar excesivos saques directos, la eficacia y la velocidad del servicio de Roddick hacía que el estadounidense se apuntara los juegos al servicio sin aufrir apenas. El ‘cañonero de Nebraska’ supo sobrellevar la presión ejercida desde las gradas y acayó al público en el noveno juego del partido cuando, en la primera bola break del mismo, sumó una ruptura que significaría mandar el primer set a su casillero. El escocés, con más golpes ganadores que el ‘yankie’, pagó caro su paupérrimo porcentaje de primer saque en el primer set.

El segundo

Sorpresivo fue el comienzo del segundo set, donde Murray se apuntó el primer juego al resto y en blanco. El escocés mejoró su porcentaje de primeros servicios y se sintió más cómodo en los intercambios desde el fondo de la pista. Roddick tuvo sus opciones en el octavo juego, donde logró igualar la contienda (40-40) pero a la hora de forzar la ventaja su golpe ganador se fue al lateral de dobles. Murray supo aguantar la presión en el tramo final del set e igualó el marcador con un parcial de 6-4.

Palo y palo en el tercero

Como en el segundo, el tercer set comenzó con un 0-40 favorable a Murray que, sin embargo, esta vez salvó Roddick. El estadounidense ganó en confianza, ganó terreno en el tapete y haciendo acopio de una derecha descomunal logró ponerse con ventaja en el marcador tras romper el saque del escocés en el cuarto juego del partido. ARod tuvo opción de cerrar el set a su favor con 5-2 al resto y 5-3 al servicio, pero Murray reaccionó a tiempo e igualó la contienda (5-5), provocando el jolgorio en una grada que comenzó a corear el nombre del británico. El set se fue a la muerte súbita, muy reñida, que terminó desequilibrando la balanza a favor de Roddick merced a un mini-parcial de 9-7.

No hubo que llegar al quinto

Viendo las estadísticas, los números de Murray eran mejores que los de Roddick y el enigma se explicó en el cuarto y a posteriori definitivo set. El estadounidense no bajó el ritmo del partido y a pesar de ello, Murray llegó al momento clave con opciones, gozando de una bola de break que no logró aprovechar. Con esta igualdad, el choque viviría un nuevo tie-break, donde Roddick pudo poner la puntilla al choque y clasificarse para su tercera final de Wimbledon.

La previa y estadística

En 2004 y 2005, los dos años en los que el tejano llegó a la final del tercer Grand Slam del año, Roddick se encontró con un muro llamado Roger Federer. Cuatro años después, el estadounidense vuelve a la final del torneo londinense y tendrá de nuevo al suizo como rival. Federer y Roddick se han medido en 20 ocasiones, con un bagaje de 18-2 favorable al suizo. Algo así como que lo tiene de "nieto" al norteamericano.

¿Tendra opción esta vez el de Nebraska?

Compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *